Ver películas en versión original es el consejo “rey” para conseguir aprender inglés. Y si el agua suena, será por algo… Lo cierto es que es una forma fácil de recrear situaciones y diálogos, más o menos comunes, que consiguen simular la manera en la que aprendemos el idioma materno.

Antes de elegir una ficción tenemos que conocer cuál es nuestro nivel porque si seleccionamos una película demasiado avanzada o, por el contrario, una muy básica, no conseguiremos el objetivo de aprendizaje que nos hemos marcado. Dentro del programa ‘Cuidándote’ existen clases de todos los niveles de inglés para saber cuál es nuestro punto de partida y marcarnos metas realistas.

Los subtítulos en inglés nos ayudan a interiorizar vocabulario


¡No hagas trampas! De poco sirve ver una película en inglés si ponemos los subtítulos en español. Estarás una hora y media leyendo sin aprender nada y sin disfrutar de la escenografía ni de la calidad interpretativa de los actores. En todo caso, los subtítulos siempre en inglés para mejorar la comprensión auditiva e interiorizar vocabulario nuevo.

Otro consejo importante es elegir películas que estén ambientadas en el sector en el que estamos interesados. De esta manera aprenderemos el lenguaje que más aporta para el desarrollo de nuestra actividad.

CINCO PELÍCULAS PARA MEJORAR TU INGLÉS

Vamos a ver algunas películas para ver en versión original que, además de entretenerte, van a potenciar tu nivel de inglés.

· Love Actually. Seguro que la has visto ya en español y esto hará que puedas contextualizar el argumento. Aunque tu nivel sea básico, esta película te ayudará a hacer oído por la disparidad de los acentos que reúne. Escucharás el británico perfecto, por supuesto, pero también el galés, el escocés e, incluso, la manera de hablar el idioma de personajes cuya lengua materna no es el inglés. Por cierto, la traducción es “El amor en realidad” no “El amor actualmente”.

· Forrest Gump. Esta película es ideal para aprender el idioma porque su protagonista, Tom Hanks, habla despacio y con un lenguaje sencillo. Te resultará muy fácil de seguir y, además, es tan buena que merece la pena verla en todos los idiomas posibles.

· El Discurso del Rey. Con acento británico pero con las mismas ventajas que Forrest Gump. El argumento de la película se basa en el esfuerzo que realizó el futuro rey de Inglaterra para superar su tartamudez. El diálogo es lento y la pronunciación y la entonación perfectas.

· El Diario de Bridget Jones`s. Aquí sí que vas a sumergirte en el inglés más british. Tanto que terminarás conociendo el argot londinense más cañero y divertido. Con esta película te vas a familiarizar con expresiones del día a día y te quitarás de la cabeza la estricta gramática de las clases del colegio.

 · Buscando a Nemo. Si queremos habituar el oído al inglés americano ‘Buscando a Nemo’ es la respuesta. Sus diálogos sencillos y fáciles de interpretar harán que no te pierdas en el argumento. Además, puedes verla en familia.