Con la llegada de la primavera y el aumento de las temperaturas, sentimos el impulso de disfrutar del aire libre y participar en actividades deportivas fuera de los gimnasios e instalaciones. Sin embargo, hay algunos condicionantes que pueden limitar estas aspiraciones deportivas. El principal problema es, sin ninguna duda, el aumento de los alérgenos que puede ser un factor realmente limitador para algunas personas.  

Si tu cuerpo te está pidiendo salir a hacer deporte pon atención a estos consejos:

  • Empieza de manera progresiva: En esta temporada, muchas personas tienen la intención de iniciar de inmediato la práctica deportiva, pero es importante hacerlo de manera progresiva. El pádel es una excelente opción para activar el sistema nervioso, ya que implica un constante movimiento y ofrece la ventaja de disfrutar de la compañía de otros jugadores.
  • Consulta el tiempo: La primavera puede ser muy bonita, pero a la vez muy confusa, ya que un día puede comenzar con un sol radiante y al rato nublarse, caer una tormenta y que el viento vuele los toldos de las terrazas.
  • Mantener la atención a síntomas de la alergia: Siempre que practiques deporte en esta estación del año, prepárate para los posibles efectos de la alergia. Aunque nunca la hayas padecido puede que este año despunten tus síntomas.
  • Tener una buena alimentación e hidratación: Durante estaciones como el invierno, en ocasiones apenas necesitamos estar hidratados durante la práctica del deporte, pero con el aumento de las temperaturas, el agua será un imprescindible para mantener un rendimiento óptimo en cualquier deporte, y por supuesto, se tiene que estar bien alimentado si quieres tener la energía suficiente para realizar cualquier actividad física.

Todas las estaciones del año tienen su encanto para practicar algún deporte, pero ahora que ya estamos en primavera, te recomendamos practicar pádel por su combinación perfecta de ejercicio físico, entretenimiento y socialización al aire libre.