La pronunciación en inglés puede ser un terreno desafiante para muchos aprendices, pero no hay nada que no se pueda lograr con algunas reglas clave y con la ayuda y el asesoramiento de nuestra profesora Alicia Goméz.

Vamos a ver algunas reglas de oro que te ayudan a convertirte en un maestro de la expresión verbal con una pronunciación clara y precisa:

  • Domina los sonidos vocálicos: en inglés, la vocalización es esencial. Asegúrate de distinguir entre las vocales cortas y largas, y práctica la diferencia entre sonidos como ‘ship’ y ‘sheep’, o ‘bit’ y ‘beat’.
  • Utilización de la “r”: la pronunciación de la ‘r’ en inglés varía según la posición en la palabra. En la mayoría de los casos, es una ‘r’ suave, como en “car”. Pero, al final de las palabras o antes de consonantes, como en “rock”, se pronuncia más fuerte.
  • Las consonantes finales: a menudo, las consonantes finales en inglés no se pronuncian completamente, pero pueden afectar el sonido de la vocal anterior. Por ejemplo, en “cat” y “cast”, la ‘s’ al final modifica la vocal.
  • ¡Cuidado con las trampas del ‘TH’!: el sonido ‘th’ puede ser un desafío, pero es crucial. Asegúrate de diferenciar entre ‘th’ suave, como en “this”, y ‘th’ fuerte, como en “think”.
  • Silabea correctamente: al dividir palabras en sílabas, presta atención a las reglas de división. Esto afectará la pronunciación y la entonación. Por ejemplo, en “happi-ness”, la ‘i’ se pronuncia de manera diferente a “hap-py”.
  • Acentuación en palabras largas: en palabras más largas, la acentuación a menudo recae en una sílaba específica. Práctica identificando la sílaba acentuada y cómo afecta la pronunciación de la palabra.
  • Las contracciones son claves: las contracciones, como “I’m” en lugar de “I am”, son comunes en inglés. Aprende a usarlas y a pronunciarlas correctamente para sonar más natural.
  • Escucha y repite: una de las mejores maneras de mejorar la pronunciación es escuchar a hablantes nativos. Repite frases, presta atención a los matices de la entonación y trabaja en imitar esos patrones.

Recuerda que la práctica constante y la paciencia son clave para perfeccionar tu pronunciación. Aprovecha que las clases de ‘Cuidándote’ se adaptan a tus horarios y también a tus necesidades. Solo tienes que ponerte en contacto con nuestra teacher Alicia y de manera consensuada organizará las sesiones del modo más productivo posible.