Sonia Torres, nutricionista del programa ‘Cuidándote’ nos da las claves para que esos ‘extras’ que realizamos en verano no nos pasen factura en nuestra salud.

1.- La clave es tener una buena alimentación en el día a día y disfrutar sin problema de esos momentos puntuales.

2.- No se trata de compensar lo excesos.

3.- Si los momentos puntuales son muy habituales en verano tenemos que optar por cosas saludables en esos encuentros con familiares y amigos. Disfrutar no es incompatible con comer sano.

4.- Ideas de comidas sanas y completas: Tartar, gazpacho, ensaladas completas, humus y sushi.

5.- El alcohol y los refrescos que realmente no nos calman la sed.

6.- Alternativas sanas y refrescantes: agua con gas y limón, aguas con frutosrojos o cítricos, kombucha, que es un probiótico que es bueno para nuestra microbiota intestinal, té o café con hielo y aguas de coco.

7.- La fruta es nuestro mejor aliado. Estamos en la mejor época, donde tenemos más variedad y con más sabor…

8.- Escucha a tu cuerpo, si no tienes más hambre no comas por inercia.

9.- Si hemos comido en exceso no te castigues saltándote la siguiente comida.

10.- No te vayas a la cama con hambre.