¿Pensáis que el desayuno es la comida más importante del día?

Cuando llega el calor notamos la necesidad de aumentar nuestra ingesta de líquidos, la bebida recomendada por excelencia es el agua y no hay nada que la sustituya o que pueda aportarnos los beneficios que el agua nos da, pero si en algún momento nos apetece tomar otro tipo de bebidas, a continuación, os doy ideas de que podemos beber.

En consulta muchas veces me dicen “es que el agua no me quita la sed y necesito beber un refresco o una cervecita bien fría”

Un refresco no hidrata y no nos calma la sensación de sed. El consumir refrescos o aguas saborizadas altas en azúcares añadidos o edulcorantes en el caso de que sean “light” o “zero” solo nos van a generar una dependencia hacia este tipo de productos creándonos una necesidad que perjudica a nuestra salud.

De la misma forma que un consumo diario de vino, cerveza u otra bebida alcohólica está totalmente desaconsejado. No tenemos ninguna recomendación beneficiosa para la salud relacionada con el consumo de alcohol.

Entonces ¿Qué más podemos beber en verano?

1.- Agua a la que le podemos añadir frutas o verduras (arándanos, frambuesas, lima, limón, fresas, pepino…) y hierbabuena o menta. Otra opción es hacer cubitos de hielo con frutas en su interior.

2.- Agua con gas

3.- Infusiones o té con hielo

4.- Café con hielo

5.- Agua de coco natural 100%

6.- Kombucha: es una bebida probiótica que ayuda a cuidar la microbiota intestinal, es importante que al comprarla veáis que tiene menos de 5 gr de azúcar por 100 ml.

Sonia Torres Abascal

Diestista-Nutricionista

Nº colegiado: IB-002