Lo primero que tienes que saber es que para empezar a bailar no hay que ser un profesional, solo que te atraiga un poquito la idea de aprender. Yaima Arias, monitora de las clases de baile  de ‘Cuidándote’ nos lo explica muy bien “Nuestras clases están pensadas para que el alumn@ encuentre un momento de desconexión de todas las tareas y responsabilidades que pueda tener”.

¿Te llama la atención pero sigues sin estar convencid@?

Es normal que empezar una actividad nueva genere un poco de vértigo pero aquellos que ya han probado las clases de baile, siempre repiten. El estilo más solicitado por los alumnos es salsa pero las clases están abiertas a todos los gustos y los niveles de los asistentes.

Marina, responsable de recepción de Grupo Policlínica y una de las alumnas habituales en las clases de baile, destaca que “En las clases hay personas con niveles muy ‘pro’ y otras que empiezan de cero, hay personas muy jóvenes y otras algo mayores. Está muy bien que nos encontremos todos. Cuando nos hacen coreografías y vemos que nos salen a todos nos motivamos mucho unos a otros”.

Otros bailes que puedes aprender

Además de la salsa, te pueden atraer bailes como la zumba, el hip hop, la samba, el merengue, el tango o la bachata. Todos ellos aptos para todas las personas y que seguro que te harán desconectar del estrés diario durante un rato.

La salsa, que se puede bailar en solitario o en pareja, es un baile con influencias africanas y europeas muy practicado por los latinos. Otros bailes que también tienen origen en África son el merengue y el tango. El primero, tiene un ritmo rápido, divertido y es muy utilizado en fiestas populares, sobre todo en República Dominicana. El segundo, es una danza más pausada que se realiza en pareja y es de las más populares en Argentina.

Si lo que te interesa es aprender un baile más urbano, el hip hop mezcla pasos de jazz, breakdance, ritmos afro y la danza contemporánea. Se realizan movimientos más intensos, cortantes y muy expresivos.

Existen muchos bailes, unos te llamarán más la atención que otros, pero lo interesante es que con las clases de ‘Cuidándote’ conseguirás elaborar una lista mental de movimientos para no quedarte en ningún momento en blanco y poder sacar el Fred Astaire que llevas dentro.

Recuerda que el propósito de las clases de ‘Cuidándote’ consiste en hacerte feliz, relajarte, conseguir que te muevas un poco y sacar tu mejor “yo”. Así que, cuando vengas, no hace falta que traigas ya todo aprendido o seas la mejor de la clase, sino que estés dispuesto a disfrutar.