Una de las muchas ventajas de vivir en Ibiza es poder disfrutar del templado clima mediterráneo. Por eso actividades como beach Fitness son propicias para cualquier momento del año. A las indudables ventajas de los ejercicios aeróbicos y de fuerza que se realizan en las rutinas de este deporte, se suman todas las que nos aporta la luz del sol. Rubén García, monitor de beach fitness, nos cuenta que: “La vitamina D va a yudarnos a ponernos en forma de manera más rápida. Además, prácticar deporte al aire libre hace que las sesiones sean más amenas y divertidas“.

Hay que recordar, eso sí, que independientemente de la época del año en la que nos encontremos siempre que vayamos a estar expuestos al sol debemos preparar nuestra piel con productos específicos para evitar quemarnos. Una vez tomadas todas las precauciones solo nos queda recibir con los brazos abiertos los grandes beneficios que nos aporta el rey del cielo:

  1. La vitamina D, obtenida de la luz solar, ayuda a mantener el calcio y, en consecuencia, la fortaleza de los huesos. La absorción de esta vitamina ayuda a combatir problemas como la osteoporosis, las fracturas óseas y el raquitismo.
  2. Otro factor a considerar es que el sol favorece y regula la producción de melatonina, ayudándonos a dormir mejor y reduciendo los niveles de estrés.
  3. Algunos estudios, además, han relacionado la pérdida de peso con la exposición solar moderada, sobre todo en las primeras horas de la mañana.
  4. Ayuda a combatir la depresión.
  5. La exposición al sol, con precaución, estimula la producción de glóbulos rojos, lo que contribuye a prevenir algunos tipos de cáncer.

Recuerda que todos los sábados tienes la oportunidad de conocer las clases de beach fitness del programa  Cuidándote. ¡Anímate a sentir en tu propia piel, tus huesos y músculos todos los beneficios de practicar deporte a los pies del Mediterráneo! 😉