Ojos que no ven, corazón que no siente. Dicen que aquello que no se ve no existe, pero esto no es verdad. La música, las emociones, el olor de la colonia, el ruido… Aunque no se pueden ver ni tocar sí existen.  Lo mismo ocurre con las enfermedades mentales, no se pueden percibir de la manera en la que ves una pierna cuando se rompe, pero están presentes y necesitan la misma atención que las dolencias físicas.

La Organización Mundial de la Salud ha alertado que, con la llegada y evolución de pandemia provocada por el COVID-19, el aumento de consultas relacionadas con la salud mental ha sufrido un importante aumento con síntomas compatibles con la ansiedad, el estrés y la angustia.

La ansiedad es conocida como la enfermedad de las mil caras

Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) actualmente un 43% de los diagnósticos en las consultas de psicología son cuadros de ansiedad, lo que deja relegadas otras dolencias como la depresión, los problemas alimentarios o los episodios postraumáticos que habían sido protagonistas con anterioridad.

La ansiedad es conocida como la enfermedad de las mil caras y esto ha provocado que históricamente su diagnóstico y tratamiento se haya enmascarado con otras afecciones. Por este motivo, es muy importante saber identificarla para conocer en qué momento necesitamos pedir ayuda y a qué profesional. Cuando una persona acude con taquicardia a urgencias quizás no sea su corazón el órgano que necesita ser atendido.

El aumento de los diagnósticos por ansiedad está estrechamente vinculado a la prolongación en el tiempo de la crisis sanitaria. Lo que parecía que iban a ser unas semanas se ha alargado condicionando la vida de muchas personas.


CONFIDENCIALIDAD

Para el proyecto ‘Cuidándote’ la salud mental es un pilar fundamental y es tan importante como el bienestar físico. Quizás por estar en un entorno sanitario somos más conscientes de la necesidad de una salud integral. Por eso, todos l@s emplead@s de Grupo Policlínica tienen acceso, de una manera totalmente confidencial, a consultas de Psicología. “Estamos aquí para acompañaros en cualquier proceso que tengáis abierto y que os esté causando una dificultad” afirma Sonia Riera, psicóloga y uno de los muchos profesionales involucrados en este programa de atención y cuidados.

La psicoterapia es el mejor método para lograr gestionar la ansiedad

Existen algunos síntomas que nos van a alertar de que tenemos un cuadro de ansiedad sobre todo si conviven dos o más de ellos en el mismo periodo de tiempo. La preocupación excesiva por situaciones objetivamente no importantes, los ataques de pánico, el estado de agitación y las palpitaciones suelen ir de la mano. Como consecuencia de este estado de intranquilidad, también suelen derivar otros indicadores como la falta de concentración, la irritabilidad, la tensión muscular y el insomnio.

A diferencia de un episodio puntual, los trastornos por ansiedad tienen una duración de al menos seis meses y empeoran si no son tratados.


HERRAMIENTAS A TU DISPOSICIÓN

L@s especialistas siempre recomiendan la psicoterapia como el mejor método para lograr gestionar la ansiedad, pero reconocen que en ocasiones es necesario una combinación de terapia y psicofármacos. Además, destacan que algunos hábitos ayudan mucho en el progreso del paciente como puede ser comer sano, evitar el consumo de alcohol y tabaco, reducir la cafeína, realizar ejercicio, meditar y practicar disciplinas como el yoga o el taichí.

En el programa ‘Cuidándote’ tienes todas las herramientas a tu disposición tanto para superar la ansiedad, si la estás sufriendo, como para poder evitarla. 😉