El Pilates es una práctica que busca fortalecer tanto el cuerpo como la mente. Esta disciplina trabaja desde lo más profundo hasta lo superficial, integrando dinamismo, fuerza muscular, control mental, relajación y respiración. Su enfoque específico en áreas como la espalda promueve un incremento notable en la fuerza y la estabilidad de esta zona.

Además de beneficiarte en todos estos aspectos, también puede ayudarte hasta en aspectos como mejorar la calidad del sueño, y a nivel psicológico puede ser un desestresante muy positivo. Sabiendo que el pilates ofrece numerosos beneficios a tu cuerpo, si quieres empezar a practicarlo, debes de tener en cuenta estos aspectos:

  • La respiración: La respiración es fundamental en pilates. Para poder practicarla correctamente, se tiene que hacer la respiración diafragmática, inhalando profundamente por la nariz y exhalando completamente por la boca. Coordina la respiración con los movimientos para mantener la estabilidad y control.
  • Posición corporal: Mantén una alineación adecuada durante todo el ejercicio. Esto incluye mantener la columna vertebral neutra, los hombros relajados y hacia abajo, el abdomen activado y el cuello alargado. De esta manera controlarás mejor el equilibrio.
  • Activación del core o del abdomen: El core, es el centro de nuestro cuerpo y es una de las partes más importantes. Por ello, debes aprender a mantener fuertes los músculos abdominales ya que te será de gran ayuda cuando practiques pilates.
  • Movimientos controlados y fluidos: En pilates, la calidad del movimiento es más importante que la cantidad. Entonces, realiza los ejercicios de manera controlada y fluida, evitando movimientos bruscos o impulsivos.
  • Flexibilidad y elongación: El pilates también se enfoca en mejorar la flexibilidad y la elongación muscular. Por ello, se debe añadir ejercicios de estiramiento al final de tu rutina para mantener la flexibilidad y prevenir lesiones.        
  • Escucha a tu cuerpo: Presta atención a las señales de tu cuerpo y no te fuerces más allá de tus límites, ya que es importante respetarlos y progresar a tu propio ritmo.

Ahora que ya conoces los beneficios que aporta el pilates y sabes los consejos para realizar correctamente la clase, es el momento de dar el paso y apuntarte a las clases de pilates de Cuidándote con nuestra profesora Dosi Martínez.