No, no es necesario ser flexible para empezar a realizar pilates. De hecho, el objetivo de este deporte es ir alcanzando esa flexibilidad poco a poco y escuchando al cuerpo. Rubén García, monitor de pilates de ‘Cuidándote’, afirma que los ejercicios que se realizan en sus clases se adaptan a todo tipo de personas, independientemente de sus circunstancias o condición física.

Es fundamental que, antes de empezar a practicar esta actividad, midamos en qué momento físico nos encontramos para valorar los progresos que vamos alcanzando. Si nuestra flexibilidad está muy limitada, tendremos que escuchar detenidamente al cuerpo para no forzar movimientos y evitar lesiones. El calentamiento y los estiramientos iniciales y finales serán nuestros grandes aliados.

BENEFICIOS DE TRABAJAR LA FLEXIBILIDAD

  • Evita lesiones
  • Reduce el estrés
  • Mejora el sueño
  • Facilita la circulación sanguínea
  • Trabaja la higiene postural
  • Favorece nuestro rendimiento y productividad

El método pilates de ‘Cuidándote’ trabaja la flexibilidad, la tonificación y la fuerza de manera amena y divertida para ayudarte a tomar conciencia de tu cuerpo y que enseguida notes los beneficios en tu día a día.