El Yoga es una práctica flexible que se adapta a todo tipo de personas y a las diferentes circunstancias que puedan estar transitando. Se eligen posturas, intensidad, ritmo, lugar para realizar el entrenamiento… Hoy vamos a ver cómo el acompañamiento con música o su ausencia va a condicionar la realización de las asanas.   

La música en Yoga siempre debe de usarse para crear un efecto más inmersivo en la actividad, no como distracción. En general se van a elegir melodías relajadas y con ritmos constantes para contribuir a la paz mental y a la consciencia corporal.

Las canciones más movidas son perfectas para realizar `los saludos al sol‘ y el `yoga vinyasa‘, que es el nombre genérico que se utiliza para aquellas rutinas con secuencias dinámicas que se convierten en danzas al coordinar los ritmos de la música y de la respiración.

Los mantras son frases repetidas que producen vibraciones que favorecen la relajación

En las rutinas restaurativas, que son aquellas terapéuticas y más relajadas para ayudar al descanso del sistema nervioso, se aconsejan melodías más suaves. Los sonidos blancos son una buena idea para mantener una intensidad contenida sin sobresaltos, ya que son aquellos que reúnen todas las frecuencias que el oído humano es capaz de captar y a la misma amplitud y potencia.

Cuando hablamos de la música en yoga no nos podemos olvidar de los mantras, que son frases repetidas que producen vibraciones que favorecen la relajación, calman nuestras pulsaciones y reprograman los pensamientos.             

Tanto si elegimos música entre nuestros artistas favoritos o sonidos blancos, no debemos olvidar la importancia que tienen también los silencios. Con especial énfasis al iniciar y al finalizar el entrenamiento pero también a mitad de la práctica.

Cualquier duda sobre la música más adecuada para las diferentes rutinas de Yoga puedes solucionarla con nuestros monitores de `Cuidándote‘. Te animamos, además, a acudir a sus clases para aprender los secretos de esta disciplina milenaria que cuenta con millones de seguidores en todo el mundo.  

LA MÚSICA NOS TOCA EMOCIONALMENTE DONDE LAS SIMPLES PALABRAS NO PUEDEN – Johnny Depp