¿Existirá una película musical que haya sido un fracaso en taquilla? Alguna habrá, pero lo cierto es que maridar cine y música parece ser garantía de éxito, quizás porque la sensibilidad se multiplica por dos.

Desde luego, cualquier excusa para movernos es buena, pero si, además, lo hacemos bailando al ritmo de un buen musical la diversión está asegurada. Gracias al proyecto ‘Cuidándote’ y sus clases de Baile tienes la oportunidad de aprender a defenderte en cualquier estilo. Yaima Arias, directora de Ibiza Dance Academy, comenta que: “Cuidándote cuenta con clases dirigidas por distintos profesores para aprender diferentes ritmos y que las sesiones sean más motivadoras y experimentales”.


DEJARSE LLEVAR POR LA MÚSICA

La música en el séptimo arte es imprescindible hasta el punto de ser protagonista de unos de los premios más prestigiosos del cine, los Oscar. Buscar la banda sonora que se adapta y acopla a cada una de las emociones que se quieren trasmitir es un arte en sí. Maravilloso es cuando se da una vuelta de tuerca y se hacen adaptaciones de clásicos a sonidos más actuales y al revés, cuando música reciente se torna en tonos clásicos consiguiendo enamorar a varias generaciones en un solo sonido.

Lánzate y rompe barreras, experimenta, vive y jamás te limites

Y es que ahí está la clave, que nos dejemos llevar por la música, que no reprimamos el ‘se me van los pies’ y bailemos hasta agotarnos. No hace falta ser expert@ solo dejarnos llevar y sentir la música que acompaña a las historias. Vamos a seguir los consejos de Yaima Arias: lánzate y rompe barreras, experimenta, vive y jamás te limites.

Hay musicales que son clásicos, pero también el cine reciente ha presentado exitosas propuestas que han puesto en pie al público y a la crítica. Tendencia que ha llegado incluso al cine infantil con auténticas joyas como ‘Coco’.

Una película musical para bailar al ritmo de sus protagonistas siempre es un acierto

Te proponemos algunas ideas muy diferentes entre sí para que tengas opciones:

· Cantando bajo la lluvia (1952) Quien no haya emulado alguna vez a Gane Kelly cantando ‘Siging in the rain’ que levante la mano. Da igual la edad que tengas, si has visto la película o no. Esa escena es uno de los clásicos del cine que ha trascendido generaciones y que nos lleva a saltar a los charcos con todo el glamour de Hollywood.

· Mamma Mía! (2008) Este musical llegó a la gran pantalla después de triunfar en el teatro y su acogida fue tan grande que una década después volvió a las taquillas con una segunda parte. Las canciones de ABBA, mundialmente conocidas, transitan por el argumento de esta película animándonos a cantar y a bailar junto a una maravillosa Meryl Streep que está acompañada por intérpretes como Pierce Brosnan, Amanda Seyfried o Colin Firth, entre otros.

· La La Land (2016) Mucho más reciente es esta ganadora de un Oscar. En esta ocasión la mayor parte de la banda sonora es original y solo versionaron 3 canciones. La música acompaña a las estaciones del año en este musical que tiene como protagonistas a dos aspirantes a actores que sueñan con triunfar.

· La llamada (2017) En España también tenemos un gran ejemplo de una obra con éxito en el teatro que hace su versión cinematográfica. ‘La llamada’ sorprendió tanto por su temática como por llevar a cantar y a bailar a sus protagonistas con una banda sonora encabezada por canción homónima de Leiva. La mezcla musical no tiene desperdicio porque lo mismo suenan Presuntos Implicados que Mamá, Whitney Houston o Sergio y Estíbaliz.

· Encanto (2021) La última apuesta de Disney para los más pequeños bien puede considerarse un musical. Claro que a menudo música acompaña a las tramas que propone esta factoría. Las canciones ayudan y mucho a crear ese escenario mágico que se propone en ‘Encanto’ con el que se consigue envolver a los pequeños de la casa en un mundo donde todo es posible.

Aunque es difícil elegir entre tantas películas a las que tenemos acceso lo cierto es que decantarse por una musical siempre es un acierto si nos animamos a dejarnos llevar y bailar al ritmo de sus protagonistas.