Según el MarketData LLC se estima que en 2019 había 100.000 coaches activos a nivel mundial, una cifra que con la pandemia se ha incrementado de manera exponencial para dar respuesta a las necesidades de reinvención que han surgido tanto a nivel laboral como personal.

Tanto el coaching como la psicología han tenido que aumentar sus servicios para atender esa mayor demanda y, además, adaptarse a situaciones insólitas como la imposibilidad de realizar las sesiones de forma presencial. Las teleconsultas se han popularizado, como lo ha hecho el teletrabajo, y se han mejorado para ir logrando que la experiencia sea igual de enriquecedora.

Es cierto que al principio había algo de reticencia porque existían dudas sobre si las sesiones serían igual de efectivas, pero hasta el momento no hay ningún estudio que demuestre que los resultados sean menos positivos.

Ventajas de las sesiones online

  • Ahorro de tiempo. Es más sencillo poder conectarse en cualquier momento y lugar, prescindiendo de los desplazamientos y esperas.
  • Intimidad. Estar en un entorno de confianza como es el hogar puede conseguir que el usuario se sienta mucho más cómodo a la hora de expresar sus necesidades.
  • Flexibilidad horaria. Es más fácil y más rápido poder fijar una sesión si se realiza de manera online. Cuadrar agendas es más sencillo.
  • Continuidad. Se acabó abandonar las terapias cuando nos vamos de vacaciones o nos sentimos enfermos. Desde cualquier lugar se pueden realizar las sesiones para que exista continuidad.
  • Confidencialidad. Basta que no queramos encontrarnos con alquien para que así sea. Aunque ir al psicólogo o a sesiones de coaching tiene que estar normalizado, lo cierto es que con las terapias online mantenemos una mayor confidencialidad, si así lo deseamos.

En ‘Cuidándote’ pensamos que un profesional sigue siendo profesional, ya sea de forma presencial o telemática. Te animamos a elegir la manera que consideres que mejor se adapta a tus necesidades y a tus preferencias en tus sesiones de psicología y de coaching.