Rubén García es monitor de funcional cardio y de pilates en el programa Cuidándote de Grupo Policlínica. Nos explica que ambas disciplinas son complementarias y necesarias para cuidar nuestro cuerpo y seguir cumpliendo años de una manera autónoma. Vamos a ver en esta entrevista la importancia de conocer nuestro cuerpo, sus limitaciones y también todo su potencial, para exigirle su máximo rendimiento durante el mayor tiempo posible.


¿Funcional cardio es el complemento perfecto de pilates?

Sí, el pilates permite a cada persona conocer su cuerpo y maximizar su funcionamiento para limitar las lesiones pero no es posible introducir ejercicios de cardio. Ambas disciplinas son importantes, y por tanto complementarias, para mantener nuestro cuerpo bien.

¿Qué limitaciones hay para practicar cardio?

Si intuyes que puedes tener un problema físico, lo ideal es visitar el médico antes para que te dé el ok. En las clases, ya sean presenciales u online, siempre explico cómo va a ser la rutina de ejercicio y luego la adapto a las necesidades de las personas que han acudido a la clase, intento dar un abanico para que cada persona pueda elegir su nivel. Por ejemplo, si hay una serie en la que vamos a hacer sentadillas hay quien las hará con salto y quien lo hará sin salto. Hay versión cañera y versión descafeinada. Es importante saber medirse y no pasarse porque si el primer día damos el 100% al día siguiente no nos podremos mover y no haremos nada.  

¿Por qué aparecen agujetas?

Aquí hay controversia, antes se decía que es el azúcar cristalizado propiciado en el proceso de quemarlo pero los últimos estudios dicen que son microfisuras. El músculo se rompe pero esto, aunque suene raro, es un proceso positivo porque es la preparación de la musculatura para seguir trabajando. Debemos tener cuidado y no pasarnos porque puede que no nos podamos ni mover al día siguiente. Todo en su justa medida.

¿Qué enfermedades podemos prevenir haciendo cardio?

Todas las relacionadas con el corazón porque tenerlo fuerte va a protegerlo. Pero además hay algo que no solemos tener en cuenta y es que los ejercicios de impacto nos generan tensión en nuestro esqueleto y estimulan la densidad ósea para que se haga más fuerte. Esto es fundamental cuando nos vamos haciendo mayores porque prevenimos el desgaste de los huesos. El cuerpo se pone en marcha, no sólo quemamos calorías que a veces parece que es el único objetivo. Nuestro cuerpo es un calco del que teníamos hace ciento cincuenta mil años y las mujeres andaban entre nueve y doce kilómetros y los hombres entre quince y dieciocho. Estamos hechos para movernos y nuestros cuerpos lo necesitan y lo agradecen. Por eso te sientes feliz al hacerlo. No sólo prevenimos enfermedades físicas, también estados emocionales negativos porque se generan endorfinas, te valoras porque te estás cuidando y te sientes orgulloso de hacer el esfuerzo. Además, en mis clases de cardio yo siempre intento hacer un juego que nos permita relacionarnos porque es también importante.

¿También para el desarrollo cerebral?

Hay un estudio en el que se analizó dos grupos de personas jubiladas. A uno les hicieron una rutina de ejercicios sin más y al otro lo pusieron en clases de baile. Al cabo de un tiempo todos estaban en forma, pero los que estaban en clase de baile habían mejorado, además, su estado de ánimo y el beneficio era mucho mayor. Cuando hay movimiento con emoción somos capaces de superar las barreras del dolor. En mis clases es muy importante la música y el sentido del humor, no concibo una clase sin humor.

¿Qué consejo darías a la gente para animar a hacer deporte?

Ballet, petanca, boxeo… lo que sea, pero ¡muévete! Para la jubilación no sólo importa el dinero también poder levantarte de una silla, tu plan de jubilación tiene que incluir también el movimiento. De qué me sirve tener un millón de euros en el banco a los 70 si lo tengo que emplear en pagar a un enfermero para poder levantarme y ducharme. Si haces 10 sentadillas al día durante un mes ya tienes hechas 300 y al año 3650 y tus piernas ya no son las mismas.

Saber que estamos trabajando para que nuestro yo del mañana se encuentre lo mejor posible es una buena motivación, ¿no os parece?. Las clases de funcional cardio (enlazar) de ‘Cuidándote’ nos dan la oportunidad de trabajar en nuestro presente y en nuestro futuro y, además, hacerlo de una manera divertida con Rubén García, que se preocupa de nuestro bienestar físico y emocional. ¡Dime que no vas a perdértelo!